Recetas con Alcachofas para hacer en casa

Alcachofas, ese alimento tan odiado por algunos y tan querido por otros, si eres de los que te gustan las alcachofas y quieres aprender algunas recetas deliciosas y fáciles de elaborar, este es tu artículo, y si no te gustan, te recomiendo que les des una oportunidad.

Las alcachofas cuentan con muchos beneficios gracias a su que son muy ricas en fibra, ayudan a reducir la glucosa en sangre y protegen contra el estreñimiento y las diarreas, además, alivian la acidez del estómago evitando dolor y molestias.

Por lo tanto, si te sobran alcachofas en tu casa y no sabes que hacer con ellas, no dudes en elaborar una de estas recetas, no te defraudarán.

Alcachofas con calabaza

Ingredientes (receta para 4 personas)

  • 16 Alcachofas
  • 200 gramos de calabaza rosa
  • 1 Cebolleta
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Perejil picado
  • Sal
  • Aceite
  • Harina
  • Agua
  • 2 Limones

Elaboración

Se limpian las alcachofas y se cuecen en agua, con limón, sal y una cucharada de harina. Deberían cocer durante media hora.

En una cazuela, con aceite se sofríe la cebolla cortada e juliana y el ajo. Se agregan los trozos de calabaza y parte del caldo donde se han cocido las alcachofas, dejando cocer durante un cuarto de hora.

Cuando la calabaza esté tierna se añaden las alcachofas cortadas en mitades. Se incorpora el perejil picado y se mantiene a fuego lento otros cinco minutos.

Trucos y consejos

  • La alcachofa fresca debe pesar en la mano y ser firme, con las hojas bien apretadas. Hay que rehusar aquellas que tengan un aspecto feo.
  • La alcachofa no se conserva bien, por lo que es preferible usarlas enseguida. No obstante, si hay que guardarlas habrá que hacerlo sumergiendo el tallo, previamente cortado un trozo, en dos dedos de agua y cubiertas con un paño húmedo.

Alcachofas con zanahorias guisadas

Ingredientes (receta para 4 personas)

  • 8 Alcachofas
  • 2 zanahorias
  • 1 Cebolleta
  • Aceite
  • 1 Vaso de vino blanco
  • 1 Vaso de agua
  • 2 Dientes de ajo
  • 250 Gramos de guisantes
  • 1 Pizca de harina
  • Sal

Elaboración

En una cazuela, con un poco de aceite, se pochan la cebolla picada, el ajo y la zanahoria.

Cuando todo esté rehogado se añade una cucharadita de harina y se remueve. A continuación se incorporan las alcachofas, cortadas en cuartos, el vino blanco y el agua. Se sazona y se cuece a fuego lento durante una hora. Si hiciese falta más agua, se añadiría en pequeñas cantidades.

Diez minutos antes de terminar, se añaden los guisantes. Se sirve caliente.

Trucos y consejos

  • Para limpiar las alcachofas se retuerce el tallo y se arranca. Con él saldrán parte de las fibras más duras de la base. Después se corta horizontalmente la base y se frota ésta con un limón para que no se oscurezca. Se añade también zumo de limón al agua de cocción. A continuación se lavan, se les quitan las hojas más feas y duras y ya se pueden cocinar.
  • Las zanahorias hay que lavarlas bien con agua fría, pero nunca dejarlas en remojo, y después secarlas bien.

Alcachofas Empanadas

Ingredientes (receta para 4 personas)

  • 16 Alcachofas
  • Harina
  • Huevo batido
  • Agua
  • Pan rallado
  • Sal
  • Medio Limón
  • Aceite
  • Medio kilo de acelgas
  • 2 patatas
  • Aceite

Elaboración

Se cuecen las alcachofas, limpias y untadas con limón, en agua con sal y un poco de harina. Una vez cocidas, se cortan en cuartos, se rebozan en harina, huevo y pan rallado y se fríen.

Para elaborar el puré, las hojas de las acelgas se lavan, se pican con la batidora y se cuecen con las patatas, con agua, sal y un chorro de aceite, durante unos 25 minutos aproximadamente. Después se pasa todo por la batidora.

Con la crema resultante se cubre el fondo de una fuente y se colocan las alcachofas encima.

Trucos y consejos

  • Uno de los errores más frecuentes consiste en cocinar demasiado las verduras. Se pierden vitaminas y otros nutrientes. Por eso es conveniente cocinarlas durante el tiempo justo y con poca agua, y si son muy tiernas, al vapor. La verdura debe echarse en el agua cuando ésta esté hirviendo.
  • Para aprovecharlas todo el año se pueden congelar: primero se limpian de la forma habitual. Luego se cuecen en agua de limón, de cinco a diez minutos, dependiendo del tamaño y se congelan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *